Actromadol 660 mg 8 comprimidos de liberación modificada

Marca: Bayer

5,35 €

Añadir a la cesta
  • Envío gratis desde 50€
  • Devoluciones gratis
  • Envíos en 24/48h

Actromadol comprimidos. Naproxeno. Actromadol es un medicamento que está indicado para el alivio sintomático de los dolores ocasionales leves o moderados, como dolores de cabeza, dentales, menstruales, musculares (contracturas) o de espalda (lumbalgia). Estados febriles. Contiene Naproxeno como principio activo.

  • Envío gratis desde 50€
  • Devoluciones gratis
  • Envíos en 24/48h

5,35 €

Añadir a la cesta
  • Maite Gómez

¿Tienes dudas o necesitas más información sobre este producto? Consulta personalizada o llámanos 950 560 457

Lunes a Viernes de 08:00h a 18:00h

Maite Gómez | Farmacéutica

Actromadol 660 mg 8 comprimidos de liberación modificada

Actromadol 660 mg 8 comprimidos de liberación modificada

5,35 €

Añadir a la cesta

¿Qué es Actromadol ?

Qué es Actromadol y para qué se utiliza

Actromadol contiene como principio activo naproxeno sódico, sustancia que pertenece al grupo de medicamentos denominados antiinflamatorios no esteroideos, y actúa reduciendo el dolor y la fiebre.

  • Alivio sintomático de los dolores ocasionales leves o moderados como cefalea, odontalgia, dismenorrea, mialgia o dolor de espalda
  • Fiebre
En Farmacia Jiménez somos un equipo de farmacéuticos a tu disposición para asesorarte en todas tus dudas con Actromadol

Farmacia online autorizada para la venta de Medicamentos Sin Receta. Resolvemos tus dudas sobre cómo utilizar Actromadol comprimidos, sus dosis, posología, precio y efectos sobre el organismo. Compra medicamentos sin receta con la seguridad y la confianza de contar con un equipo profesional dispuesto a ayudarte y ofrecerte información técnica basada en la experiencia de uso como si entraras en nuestra farmacia. Puedes contactar con nosotros a través de las preguntas un poco más abajo, en nuestra Consulta Online gratuita y en el teléfono de atención.

¿Cómo usar Actromadol ?

Dosis y cómo tomar Actromadol

Siga exactamente las instrucciones de administración del medicamento contenidas en este prospecto o las indicadas por su médico o farmacéutico. En caso de duda, pregunte a su médico o farmacéutico.

La dosis recomendada es:

  • Adultos entre 18 y 65 años: Tomar 1 comprimido (660 mg de naproxeno sódico) cada 24 horas. La dosis máxima diaria es de 1 comprimido al día. No debe tomar más de 1 comprimido cada 24 horas.
  • Mayores de 65 años: no administrar a pacientes mayores de 65 años. Las personas mayores son más propensas a sufrir efectos adversos, por lo que se recomienda utilizar dosis menores en estos pacientes.
  • Pacientes con enfermedades del hígado, riñón o del corazón: no se recomienda administrar este medicamento ya que en estos pacientes se recomienda reducir la dosis, utilizándose la mínima que el paciente necesite. Consultar al médico. Uso en niños y adolescentes No administrar este medicamento a niños y adolescentes menores de 18 años, debido a que no hay suficientes datos disponibles sobre su seguridad y eficacia.

Forma de administración de Actromadol

  • Este medicamento se administra por vía oral.
  • Tomar el comprimido entero, con un vaso de agua y sin masticar, con las comidas o con leche, especialmente si se notan molestias digestivas.
  • La administración de este medicamento está supeditada a la aparición de los síntomas dolorosos o febriles.
  • A medida que éstos desaparezcan debe suspenderse esta medicación.
  • Si el dolor se mantiene durante más de 5 días, o la fiebre durante más de 3 días, o bien los síntomas empeoran o aparecen otros distintos, debe interrumpir el tratamiento y consultar al médico.

Consejos al paciente

  • Utilice este medicamento a la dosis que le ha recomendado su médico. En caso de que piense que los efectos no son lo suficientemente intensos, avise a su médico.
  • Los medicamentos analgésicos y antiinflamatorios son tratamientos sintomáticos, por lo que deberán usarse mientras existan síntomas inflamatorios o dolorosos. Una vez la sintomatología que motivó su empleo desaparezca, deberá suspenderse el tratamiento.
  • Naproxeno puede producir daño a su estómago e intestino, produciendo úlcera, hemorragia y en casos graves perforación. Para reducir el riesgo de daño gastrointestinal se aconseja administrarlos junto con alimentos o inmediatamente después de una comida. Su médico podrá recetarle determinados medicamentos para proteger su estómago.
  • Los antiinflamatorios pueden resultar peligrosos para el feto en caso de embarazo. Si usted está embarazada o piensa que pudiera estarlo, consulte con su médico y/o farmacéutico. Las mujeres embarazadas no deberían usar este medicamento, y en especial durante el último trimestre.
  • Evite tomar bebidas alcohólicas durante el tratamiento.
  • Antes de iniciar el tratamiento debe comunicarse al médico si ha sufrido anteriormente o padece: 1)Enfermedad grave del riñón o del hígado. 2)Si es alérgico a naproxeno, a ácido acetilsalicílico o a otros medicamentos antiinflamatorios, especialmente si anteriormente ha experimentado síntomas como ataques de asma o dificultad respiratoria tras el empleo de estos medicamentos. 3)Enfermedades del estómago o del intestino como úlceras, hemorragias, perforaciones o enfermedades como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. 4)Enfermedades del corazón, como insuficiencia cardiaca, infarto, trombosis, accidente cerebrovascular o hipertensión, así como factores de riesgo cardiovascular como obesidad, diabetes o es usted fumador. 5)Trastornos de la coagulación.
  • Avise a su médico si está en tratamiento con: a)Medicamentos para la coagulación de la sangre, corticoides o ciertos antidepresivos. b)Fármacos para la epilepsia o tratamiento de procesos convulsivos. c)Fármacos para la diabetes. d)Fármacos para el tratamiento de la hipertensión. e)Litio. f)Fármacos para el tratamiento del rechazo o de enfermedades autoinmunes.
  • Informe a su médico y/o farmacéutico si presenta alguno de estos síntomas: a) Síntomas de úlcera gastrointestinal, como dolor de estómago o abdominal persistente e intenso, y/o heces de color negro. b) Dificultad para respirar o ataque de asma. c) Fiebre persistente. d)Alteraciones en la visión. e)Erupciones cutáneas o lesiones en las mucosas.
Tomar el comprimido entero, con un vaso de agua y sin masticar.

Antes de tomar Actromdol

No tome Actromadol: 

  • si es alérgico al naproxeno o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento 
  • si padece actualmente o ha padecido en más de una ocasión: una úlcera o hemorragia de estómago o de intestino,
  • si ha tenido anteriormente una hemorragia de estómago o duodeno o ha sufrido una perforación del aparato digestivo mientras tomaba un medicamento antiinflamatorio no esteroideo, 
  • si ha presentado reacciones alérgicas de tipo asmático (dificultad para respirar, ahogo, broncoespasmos y en algunos casos tos o pitidos al respirar) o urticaria al tomar antiinflamatorios, ácido acetilsalicílico u otros analgésicos,
  • si padece o ha padecido asma, 
  • si padece pólipos nasales,
  • si padece enfermedades del riñón, hígado y/o del corazón (insuficiencia renal, hepática y/o cardíaca) graves,
  • si se encuentra en su tercer trimestre del embarazo.

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Actromadol. Es importante que utilice la dosis más pequeña que alivie el dolor y no debe tomar este medicamento más tiempo del necesario para controlar sus síntomas.

Tenga especial cuidado si:

  • Ha tenido o desarrolla una úlcera, hemorragia o perforación en el estómago o en el duodeno, pudiéndose manifestar por un dolor abdominal intenso o persistente y/o por heces de color negro, o incluso sin síntomas previos de alerta.
  • Este riesgo es mayor cuando se utilizan dosis altas y tratamientos prolongados, en pacientes con antecedentes de úlcera péptica y en los ancianos. En estos casos su médico considerará la posibilidad de asociar un medicamento protector del estómago. Informe a su médico:
  • Si toma simultáneamente medicamentos que alteran la coagulación de la sangre o aumentan el riesgo de úlceras, como anticoagulantes orales, o antiagregantes plaquetarios del tipo del ácido acetilsalicílico. También debe comentarle la utilización de otros medicamentos que podrían aumentar el riesgo de dichas hemorragias como los corticoides y los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.
  • Si padece la enfermedad de Crohn o una colitis ulcerosa pues los medicamentos del tipo Actromadol pueden empeorar estas patologías.
  • Si padece hipertensión arterial, o tiene reducidas las funciones del riñón, corazón o hígado, o presenta alteraciones en la coagulación sanguínea,
  • Si padece o ha padecido rinitis o urticaria,
  • Si se encuentra en el primer o segundo trimestre del embarazo.

Precauciones cardiovasculares

Los medicamentos como Actromadol se pueden asociar con un moderado aumento del riesgo de sufrir ataques de corazón (“infarto de miocardio”) o cerebrales. Dicho riesgo es más probable que ocurra cuando se emplean en dosis altas y en tratamientos prolongados.

No exceda la dosis ni la duración del tratamiento recomendados (que es 1 comprimido de 660 mg de naproxeno sódico al día y durante un máximo de 5 días).

Si usted tiene problemas de corazón, antecedentes de ataques cerebrales o piensa que puede tener riesgo de sufrir estas patologías (por ejemplo tiene la tensión arterial alta, sufre diabetes, tiene aumentado el colesterol, o es fumador) debe consultar este tratamiento con su médico o farmacéutico.

Asimismo este tipo de medicamentos pueden producir retención de líquidos, especialmente en pacientes con problemas de corazón (insuficiencia cardiaca) y/o tensión arterial elevada (hipertensión).

Se debe evitar el uso concomitante de este medicamento con alcohol.

Embarazo y lactancia

No existen estudios adecuados y bien controlados en humanos. Sin embargo, la inhibición de la síntesis de prostaglandinas fetales durante los dos primeros trimestres gestacionales se ha asociado con un incremento del riesgo de aborto, malformaciones cardiacas (hasta 1,5% más que con placebo) y gastrosquisis. El riesgo parece incrementarse con dosis altas y tratamientos prolongados. Por otra parte, el uso crónico durante el tercer trimestre, podría producir teóricamente cierre prematuro del ductus arterioso del feto, hipertensión pulmonar e insuficiencia renal fetal, con riesgo de oligohidroamniosis. Además, debido a sus efectos antiagregantes plaquetarios podría prolongarse el tiempo de hemorragia, con posible afectación fetal y riesgos de complicaciones obstétricas durante el parto. Otro posible efecto que podría aparecer es la reducción e incluso anulación de la contractilidad uterina, provocando un retraso anómalo del parto y una prolongación no fisiológica de la gestación. Se desconoce si la administración puntual de un AINE podría suponer un riesgo fetal. La utilización de naproxeno durante los dos primeros trimestres del embarazo sólo se acepta en el caso de que no existiendo alternativas terapéuticas más seguras, los beneficios superen los posibles riesgos. Si se tuviera que utilizar, se hará a la dosis más baja posible y durante el menor tiempo posible. La utilización de un AINE en el tercer trimestre está contraindicada.

Efectos sobre la fertilidad: Se han descrito casos de cierta infertilidad en mujeres.

Se excreta en pequeñas cantidades con la leche materna (1% de la Cp). Se desconocen las consecuencias que podría tener para el lactante. Se recomienda suspender la lactancia o evitar su administración.

Niños y ancianos

No se ha establecido su seguridad y eficacia en menores de 18 años, por lo que se recomienda evitar su utilización.

Los ancianos parecen ser más susceptibles a los efectos adversos de los AINE. El riesgo de padecer enfermedad ulcerosa grave está incrementado en mayores de 65 años, y parece ser dosis-dependiente. Además pueden causar retención de líquidos, pudiendo producir complicaciones cardiovasculares y reducción de la eficacia de los tratamientos antihipertensivos. Se recomienda usar con precaución, empleando la dosis eficaz más baja posible

Propiedades de Actromadol

Composición de Actromadol

  • El principio activo es naproxeno sódico. Cada comprimido de liberación modificada contiene 660 mg de naproxeno sódico (equivalentes a 600 mg de naproxeno y 60 mg de sodio).
  • Los demás componentes (excipientes) son: celulosa microcristalina, povidona, talco, estearato de magnesio, hipromelosa 2208, lactosa monohidrato, sílice coloidal anhidro, hipromelosa 2910, dióxido de titanio, laca de aluminio (E132) y cera de carnauba

Posibles efectos secundarios y efectos adversos de Actromadol

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 pacientes):

  • trastornos gastrointestinales, como dispepsia (dolor o pesadez de estómago), náuseas, ardor, dolor de estómago,
  • dolor de cabeza, mareo, sensación de desmayo.
Efectos adversos poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):
  • sensación de aturdimiento, insomnio, somnolencia,
  • vómitos, estreñimiento o diarrea,
  • vértigo,
  • reacciones de hipersensibilidad con exantema (erupción cutánea), prurito, urticaria.
Efectos adversos raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 pacientes):
  • hemorragias gastrointestinales, úlceras pépticas con o sin hemorragia, hematemesis y/o melena (vómito con sangre y/o sangrado en heces),
  • daño renal,
  • lesiones hepáticas,
  • angioedema (reacción alérgica grave),
  • edema periférico (especialmente en pacientes con hipertensión o insuficiencia renal), fiebre, escalofríos.
Efectos adversos muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 pacientes):
  • colitis, estomatitis (inflamación de la mucosa de la boca), esofagitis, pancreatitis, aftas, úlceras intestinales,
  • ictericia (coloración amarilla de la piel), hepatitis (inflamación del hígado), función de hígado alterada,
  • alteraciones en los riñones como nefritis intersticial (inflamación a nivel de riñón), necrosis capilar, síndrome nefrótico (se manifiesta con orina turbia e hinchazón en la cara), insuficiencia renal aguda, hematuria, proteinuria,
  • anemia aplásica o hemolítica (reducción del número de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en sangre), aumento de la presión sanguínea, alteraciones sanguíneas (leucopenia (disminución del número de glóbulos blancos), trombocitopenia (disminución del número de plaquetas), eosinofilia (aumento de ciertos glóbulos blancos) y agranulocitosis (aumento/disminución de ciertos glóbulos blancos)), vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos),
  • disnea (sensación de falta de aire), asma, neumonitis eosinófila, sudoración, fotosensibilidad (sensibilidad a la luz), caída del cabello, sabañones, eritema multiforme exudativo (ampollas en la piel), exantema fijo medicamentoso (erupción), reacciones cutáneas ampollosas como Síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica (síndrome de Lyell), liquen plano (inflamación de la piel con pápulas rojas principalmente en cuello, antebrazo y abdomen), eritema nudoso (presencia de nódulos en la piel), lupus eritematoso sistémico, purpura (derrames sanguíneos en la piel), porfiria y epidermólisis ampollosa,
  • anafilaxia/reacciones anafilactoides (cursan con hinchazón por acumulación de líquidos en la cara, lengua o laringe (edema facial, lingual y laríngeo), disnea (sensación de falta de aire), taquicardia y caída de la presión arterial),
  • alteraciones de la visión, opacidad corneal (alteración de la córnea que va de una mancha tenue a una mancha gris blanquecina que se ve a simple vista), papilitis (inflamación de la papila), papiledema (inflamación de la papila óptica) y neuritis óptica (inflamación del nervio óptico),
  • discapacidad auditiva (disminución en la audición), zumbidos en los oídos (tinnitus) y trastornos auditivos,
  • insuficiencia cardíaca congestiva, edema pulmonar (hinchazón por acumulación de líquidos en el pulmón),
  • desordenes psiquiátricos, depresión, anomalías del sueño, falta de concentración,
  • edema (hinchazón por acumulación de líquidos), sed, malestar,
  • aumento de los niveles de creatinina sérica y de los valores hepáticos, hiperpotasemia,
  • síntomas tipo meningitis aséptica (malestar general, dolor de cabeza, vómitos y rigidez de nuca) en pacientes con desórdenes autoinmunes, disfunción cognitiva (alteración en el conocimiento) o convulsiones.
Puedes encontrar información adicional en el prospecto de Actromadol de Cima, la web de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios

Preguntas

Nuestro equipo especializado responde a tus preguntas

Hacer una pregunta

Pregunta

Se puede tomar actromadol en ayunas y sin protector de estomago

Elton

1 de agosto de 2021

Respuesta

Hola Elton.
No es lo adecuado. Actromadol es un antiinflamatorio, el cual siempre recomendamos tomar con el estomago lleno. Además puedes complementarlo con un protector de estomago.

  • Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Pregunta

Puede tomarla una persona celíaca?

Josu

24 de mayo de 2021

Respuesta

Hola Josu

Los pacientes celiacos pueden tomar Actromadol ya que no contiene gluten entre sus excipientes, ni tampoco almidones que puedan contener gluten. Recuerda que el gluten es un excipiente de declaración obligatoria y debe venir indicado en el cartonaje exterior de los medicamentos en caso de contenerlo.

Saludos.

  • José Antonio Martín

José Antonio Martín

Pregunta

Tengo 83 años. .Podría tomar Actrormadol 660 comprimidos de liberación prolongada. Gracias.

Antonio Duque Reyes

15 de febrero de 2021

Respuesta

Hola Antonio

Actromadol no está recomendado para pacientes mayores de 65 años debido a que este grupo de población es más susceptible a los efectos adversos del naproxeno, son más propensos por ejemplo a padecer enfermedad ulcerosa grave. Además pueden causar retención de líquidos, pudiendo producir complicaciones cardiovasculares y reducir el efecto de tratamientos contra la hipertensión.

Saludos.

  • José Antonio Martín

José Antonio Martín