Son dos productos diferentes y como tal hay que diferenciar su uso y objetivo principal pero no por ello su aplicación conjunta es incompatible.

  • Desmaquillante: es el producto que se usa para retirar el maquillaje específicamente aunque también retire suciedad de la piel. Puedes encontrarlo en diferentes formatos y formulaciones y ser específicos de un sólo tipo de maquillaje o zona (por ejemplo para los ojos). Para las pieles grasas recomendamos las Aguas Micelares, porque retiran la gran mayoría de los maquillajes por arraste gracias a su formulación especial en “micelas”. Hay aguas micelares específicas para pieles grasas.
  • Limpiador: es el producto que limpia porque contiene jabones que disuelven la grasa y la suciedad; pero hay limpiadores que no eliminan el maquillaje totalmente. Si no te maquillas o no te quieres complicar, limpia tu piel grasa con un buen limpiador.

Para retirar especificamente la grasa y limpiar un rostro en profundidad siempre recomendamos limpiadores pero si te maquillas usa primero el agua micelar, impregnando un algodón y pasándolo por toda la cara, y después complementas la higiene con el limpiador enjuagando después con agua. ¡Verás qué resultados!