19 mayo 2016

Piel bronceada y radiante, ¡Ya!

Piel bronceada y radiante, ¡Ya!

La idea de escribir este post surgió tras saber que estaba invitada a un evento antes de tomar mis vacaciones de verano, así que no podía ir a tomar el sol tanto por el trabajo como por el mal tiempo que aún teníamos. Por estas fechas, la idea de enseñar partes de mi cuerpo tapadas durante unos ocho meses y que ahora parecerían blanquecinas, sin brillo, era un pelín aterrorizante. Y por supuesto, no quería ir a tomar rayos UVA ya que le tengo un miedo enorme a la aparición de manchas y quemaduras en mi piel.

Por ello, tocaba probar de primera mano todos estos productos maravillosos y recomendaciones que hacemos desde farmaciajimenez.com para dar color y belleza a la piel y que sólo los tenemos en cuenta durante los meses de verano para realzar y mantener el bronceado. Preparar la piel para llegar a comienzos de verano con un aspecto radiante y sano era el objetivo.

Te cuento la experiencia, todos los pasos y cuidados diarios que seguí y que dieron un gran resultado.

Paso 1: Los cuidados básicos

Que no son ni más ni menos que todos los hábitos  saludables para nuestra piel, no sólo cuando queremos broncearnos sino para el día a día y durante todo el año. Es indispensable beber al menos un litro y medio de agua al día, comer sano suplementando nuestra ingesta de frutas y verduras y realizar ejercicio físico regularmente; como yo no tenía mucho tiempo de sobra intentaba no coger el coche ni usar el ascensor (y vivo en un cuarto piso).

Un consejo: si la piel es muy seca, frágil y poco elástica ayuda bastante tomar cada cierto tiempo un complemento de vitamina E oral y antioxidantes con lo que conseguimos mantener una piel sana, elástica y menos flácida.

Aquí te dejo una selección de complementos alimenticios específicos para la piel: Cosmética Oral y Belleza Herboristería y Fitoterapia para la piel

Paso 2: Puesta a punto

Dos pilares básicos del cuidado de la piel son la higiene y la hidratación diarias. Aquí cada cual elige cómo y con qué llevarlos a cabo en función de las características de su piel, del gusto particular y del tiempo que podamos dedicar a tal fin. Lo ideal es conocer las necesidades de nuestra piel y usar los productos adecuados y que sean de la máxima calidad dermatológica. Y si de algo podemos presumir en nuestra farmacia es del asesoramiento personalizado a tus necesidades y de la selección de dermocosmética que te ofrecemos para la salud y la belleza de la piel.

Es importantísimo exfoliar la piel una vez a la semana si usamos un exfoliante potente, para eliminar células muertas impulsando así el proceso natural de renovación de la piel; con esto conseguimos eliminar pequeñas imperfecciones, alisar la piel y prepararla para que penetren más facilmente los productos de cuidado que pongamos después (que veremos en los siguientes pasos).

Sin olvidarnos de hidratar en profundidad la piel tras secarnos.

Un consejo: como siempre voy escasa de tiempo, comencé a usar Elancyl Klorane Gel Exfoliante y Tonificante porque me permitía en un sólo paso limpiar y realizar una exfoliación suave diaria. Piel lisa y supersuave de manera eficaz y rápida.

Paso 3: Luz, brillo y color

Ahora que ya tenemos la piel preparada para poder actuar sobre ella, es el momento de conseguir un tono ligeramente bronceado, homogéneo y que resulte lo más natural posible. De nuestras recomendaciones para maximizar el bronceado escogí lo que más se adaptaba a la necesidad imperiosa de tomar color sin sol. No hace falta usar todo el arsenal dermocosmético de la farmacia, ni gastarse tropecientos euros. Basta con usar lo realmente necesario, por ello dejaos aconsejar por los profesionales que conocen perfectamente la indicación de cada producto y el resultado que se puede obtener.

Lista para broncear mi piel desde dentro hacia fuera.

  •   Cápsulas solares, complementos alimenticios en cápsulas con los activos necesarios para potenciar y mantener el bronceado. Contienen gran cantidad de antioxidantes y filtros solares para conservar íntegra la capacidad defensiva de la piel frente a las radiaciones nocivas del sol. Las hay que actúan específicamente contra las manchas solares y que suponen un plus a la fotoprotección tópica. Son fantásticas ya que además se pueden usar según la necesidad: para autobroncearse, para preparar la piel frente al sol, para usar todo el año en pieles con alergia e hiperreactividad solar, para evitar manchas y para ayudar a controlarlas,... sólo hay que buscar las idóneas en cada caso. Yo elegí Heliocare Bronce cápsulas para buscar mi bronceado en poco tiempo y sin sol. Su efecto se nota.

Recuerda: el uso de fotoprotección oral no exime del uso de fotoproteccion tópica.

  • Autobronceadores,  son los protagonistas en estos casos ya que van a proporcionar el color a la piel pálida del invierno. Hay gente muy reticente a usar estos productos ya que piensan que dejan la piel manchada, pudiéndose ver perfectamente las huellas de los dedos al extender el producto. Realmente no están muy equivocados pero como para todo, hay que seguir unos sencillos pasos pero muy, muy eficientes y así conseguir que el tono quede homogéneo y perfecto:
  1. Preparar la piel como he explicado en los pasos anteriores.
  2. Aplicar el autobronceador sobre la piel limpia, hidratada y perfectamente seca.
  3. Extender el autobronceador haciendo "bandas" de un extremo a otro de la piel (por jemplo: desde el hombro hasta las manos, desde la pelvis hasta la rodilla, desde la rodilla hasta el  pie...) y no en círculos, poniendo al principio una pequeña cantidad y luego ir aumentado si fuese necesario.
  4. Aplicarlo cada dos días hasta conseguir el tono deseado y después 2 o 3 veces a la semana para mantenerlo.

Un consejo: después de cada aplicación de autobronceador me aplicaba Polysianes Klorane aceite Monoï , para ayudarme a fijar y extender el autobronceador, dejando mi piel más hidratada y brillante.

¡El efecto es espectacular! Y si en vez del aceite tenéis  Polysianes Crema de Monoï, que hidrata y nutre aportando un brillo suave a la piel, tambíen la podéis usar en puesto del aceite. Cuando estás bronceada da un resultado espectacular, cuando no lo estás...también.

Paso 4: Para el día señalado...

Habiendo hecho bien todos los deberes...aún queda el remate final. Me faltaba un detalle tan simple como efectivo. Me acordé del Polysianes Klorane Aceite sublimador del año pasado, que compré para realzar el bronceado con brillantes reflejos dorados, que deja la piel sedosa y dorada. No se puede explicar, hay que usarlo para comprobar el resultado tan fantástico.

El día del evento preparé mi piel así: me duché y antes de salir de la ducha me apliqué un poce de Polysianes aceite de Monoï; conseguí así hidratar la piel y potenciar su color. Antes de vestirme me puse Polysianes Aceite Sublimador para favorecer un brillo espectacular en mi piel.

Todo preparado y...¡Éxito total!

No estaba tan morena como me pongo en el verano pero mi piel lucía con un tono homogéneamente bronceado, con un dorado muy natural y radiante. Sin hablar de lo sedosa, hidratada y lisa que se encontraba mi piel. ¿Qué más podía pedir? Además, una ventaja fundamental, es entrar en los meses de exposición y bronceado con parte de la preparación y el trabajo hecho, pudiendo seguir cuidando mucho nuestra piel, hasta conseguir ese bronceado de película que solemos coger en vacaciones.

Recomendadísimo, no lo dudes. Ponlo en práctica y seguro que también lo recomendarás.

¡Es tán fácil conseguir una piel bronceada sin sol y en poco tiempo! Cuenta con nuestro equipo profesional para ayudarte a adaptar esta rutina a tu tipo de piel en nuestra Consulta Personalizada y ¡empieza a lucir una piel espectacular desde ya! Te esperamos,  expertos en el cuidado de tu piel durante todo el año.

  • Francisca Cabrera

Escrito por:

Francisca Cabrera

Farmacéutica

¿Tienes alguna duda o consulta?
Te atendemos:

950 560 457

Horario de farmacia:
Lunes a Viernes de 09:30h a 14:00h | 16:30h a 20:00h