10% de descuento en toda la web, anti cuesta de Enero. CUPÓN: ENERO10

28 julio 2016

A tus pies.

A tus pies.

Aunque los problemas de los pies pueden aparecer durante todo el año es en verano cuando se acentúan debido principalmente al cambio del tipo de calzado y a las nuevas condiciones climatológicas, pasamos de llevar un calzado cerrado a ponernos uno abierto y a no usar calcetines o medias que, en cierta medida, protegen nuestros pies.

Es necesario elegir el calzado adecuado para cada situación y aportar a nuestros pies la higiene e hidratación diarias adecuadas para mantenerlos perfectos.

El paso fundamental para el cuidado de los pies es la hidratación de su piel que también debe estar perfectamente limpia; y si lo acompañamos de una exfoliación un par de veces a la semana el resultado será espectacular.

Cuidado diario, pies de modelo

Podemos llevar los zapatos más bellos del mundo pero como los pies estén mal cuidados o tengan algún problema, ni se lucen igual ni los disfrutamos siquiera. Te presentamos los consejos básicos para que los pies estén cuidados, sanos y perfectos para salir a la calle:

1. Higiene

Debemos lavar los pies a diario con agua tibia durante unos minutos para conseguir una higiene correcta y el descanso necesario; por ello es mejor realizarlo antes de ir a la cama o cuando sepamos que no vamos a andar mucho más. Después, secar muy bien los pies sobre todo entre los dedos evitando al máximo la humedad tanto en la piel como en las uñas. Si hay una sudoración excesiva durante el día éste será un momento especial que nuestros pies agradecerán, al igual que usar los polvos y sprays en el calzado y la piel  respectivamente, antitranspirantes que absorberán el exceso de sudor y olor.

2. Hidratación

Tras el baño llega el momento ideal para devolver a los pies el agua y el confort perdidos durante todo el día. Un producto hidratante específico de pies es suficiente para conseguir el nivel de hidratación óptimo.

La piel de los pies se deshidrata muy fácilmente por el continuo maltrato que les damos ¿no vamos pues a mimarlos un poquito? Debemos poner más énfasis en las zonas que peor estén como talones, durezas, callos... con productos específicos. Evitando una sequedad excesiva actuamos contra las grietas en los talones y ayudamos a regenerar la piel en caso de quemaduras por ir descalzo.

3. Uñas

Las podemos pintar de mil colores diferentes, adornarlas o no pero como estén mal cuidadas se nos muestran feas y con mal aspecto. Unas uñas sanas "se notan". No se deben cortar las uñas demasiado (mejor dejarlas a ras de la piel) y al hacerlo es recomendable no darles forma redondeada sino recta para evitar que las esquinas, al crecer la uña, se claven en la piel pudiendo herir la piel de alrededor. Es preferible también limarlas antes que usar las tijeras. Secar muy bien tras la higiene diaria para evitar futuras infecciones por hongos.

4. Exfoliación

Es muy conveniente exfoliar los pies al menos una vez por semana para eliminar células muertas, piel engrosada y durezas. Conseguimos así una piel suave y renovada. Existen diversos métodos pero a nosotros nos gusta especialmente el que nos ofrece Dr. Scholl, expertos en el cuidado de la piel. Os dejamos un vídeo:

https://youtu.be/kbgWVMeox7g

Si tenemos la playa cerca podemos aprovechar la coyuntura  y andar descalzos por la orilla, caminar sobre la arena mojada además de resultar satisfactorio para nuestros sentidos, nos activa la circulación y ayuda a exfoliar de manera natural la piel de nuestros pies.

5. Calzado ¿llevo el adecuado?

Hay priorizar la calidad y el confort de nuestro calzado. Elegir el calzado adecuado pensando en la salud de nuestros pies mejorará su descanso y nuestro bienestar: las chanclas son fresquitas pero mejor dejarlas para playa o piscina pues no sujetan el pie y estar totalmente planos puede originar dolor de piernas; igual ocurre con las bailarinas, peor aún con algunos modelos que incluso carecen de suela rígida estable; no abusar del calzado deportivo que provoca un exceso de humedad favoreciendo la aparición de hongos en uñas y/o entre los dedos; igual ocurre con los tacones súper altos, que impiden la correcta movilidad del tobillo originando engarrotamiento de los dedos y dolor de piernas, aparición de ampollas, rozaduras...

A veces es preferible ir un poquito "menos bellas" (sólo un poquito) pero ir más cómodas.

6. Cuidado con las piscinas y duchas

Durante el verano se dan las condiciones óptimas para la aparición de infección por hongos "Pie de Atleta" y más en las piscinas, duchas públicas, gimnasios... Con llevar chanclas puestas y quitárnoslas para secarnos bien los pies (al terminar la actividad), cambiarnos luego de calzado y seguir los pasos anteriores, en principio puede ser suficiente para evitar la aparición de hongos en pies y uñas. Si notamos picor acudir inmediatamente al podólogo o pedir consejo en la farmacia.

7. Las piernas, también son importantes

Muy directamente la salud de nuestros pies influye en el bienestar de nuestras piernas y viceversa. La buena circulación sanguínea y sobre todo el retorno venoso mantienen el grado de confort necesario para que las piernas nos lleven sin "pesadez" ni "angustia"; por ello recomendamos masajear y refrescar nuestras piernas, tras una ducha con agua más bien fría, tras un día de intenso calor. Esta buena práctica nos viene de lujo si nos vamos de vacaciones y nos pasamos el día visitando lugares o viajamos en avión durante varias horas.

"Caminante no hay camino si te molesta caminar": Legvass.

Salud desde los pies a la cabeza

Las enfermedades y afecciones de los pies y tobillos afectan a la calidad de vida de multitud de personas. No somos conscientes de la relación entre la salud de nuestros pies y nuestro bienestar general. Por ello:

  • Necesitamos llevar a cabo hábitos de vida saludable para nuestros pies.
  • Si los pies duelen o presentan heridas regularmente debemos acudir al podólogo.
  • Debemos revisar el estado de nuestros pies y uñas regularmente.
  • Tenemos que prestar especial interés a la hora de comprar calzado.
  • Y por supuesto, si hablamos de los pies de  los diabéticos lo principal es estar bajo la supervisión médica ante cualquier problemática que pueda surgir.

Este y todos los veranos ¡pies sanos, cuerpo y mente sanos! Cuidar los pies es cuidar nuestro sostén básico diario. Dejémonos llevar por nuestros pies fuertes, saludables y bonitos. Para cualquier duda que te surja, aquí en farmaciajimenez.com estamos siempre a tus pies.

¡Feliz Verano!

  • Francisca Cabrera

Escrito por:

Francisca Cabrera

Farmacéutica

¿Tienes alguna duda o consulta?
Te atendemos:

950 560 457

Horario de farmacia:
Lunes a Viernes de 09:30h a 14:00h | 16:30h a 20:00h