No, no vale todo.

Una piel atópica carece de lípidos (grasas) factores hidratantes naturales de la piel por lo que ésta no cumple correctamente con la función barrera protectora. Los productos de higiene diaria tienen que reunir ciertos requisitos:

  1. Contener en su formulación los lípidos que la piel no es capaz de producir de manera natural “sobreengrasantes”
  2. Deben contener agentes hidratantes y emolientes para que la piel no pierda ni gota de agua
  3. Deben contener agentes calmantes de la rojez y el picor
  4. Poseer un pH estrictamente similar al de la piel para no irritarla
  5. No deben contener agentes conservantes, colorantes, lavantes y perfumes que puedan agredir a la piel
  6. Deben especificar “especialmente indicado para pieles atópicas”