Independientemente del tratamiento antiedad que se esté llevando a cabo, para eliminar cicatrices residuales es necesaria la presencia de activos exfoliantes y renovadores potentes, capaces de eliminar las capas más externas de la piel para que aparezca una piel nueva sin marcas, sin fondo oscuro y lisa. Como complemento al cuidado antiedad recomendamos siempre un renovador a diario y un peeeling al menos una vez a la semana. Generalmente nos ayudamos de la marca Neostrata para tal fin por la calidad de su formulación, la tolerancia y los fantásticos resultados.

Y por supuesto, sin olvidarnos jamás de usar a diario un fotoprotector adecuado para evitar que la radiación solar haga más daño sobre la cicatriz.