Par un cuidado antiedad/antiaging completo y con resultados visibles hay unos mínimos imprescindibles que debe reunir. Generalmente no lo abarcamos con un sólo producto pero aquí os dejamos lo básico:

  1. Un limpiador adecuado al tipo de piel pero que a la vez que limpia le aporte a la piel hidratación para no perder el confort que necesita una piel madura y/o envejecida.
  2. Un producto que redensificante que haga que la piel recupere su grosor para así volver a ser flexible y menos arrugada.
  3. Un súper hidratante que aporte a la piel  el agua que ha perdido y que sea capaz de retenerla.
  4. Un iluminador, que de nuevo refleje juventud y vitalidad.
  5. Un fotoprotector adecuado.

Por supuesto se puede completar el tratamiento incidiendo más en el concepto cuidado antiedad global pero con esto anterior cubrimos gran parte de la rutinas diarias.